Aloe (Aloe vera)

Descripción

Aloe, también llamado áloe, sábila o Aloë, es un género de plantas suculentas de la familia Asphodelaceae con alrededor de 400 especies. Es nativo de las regiones secas de África y Oriente Medio, aunque se halla difundido en todo el mundo en la actualidad. Los miembros de los géneros Gasteria y Haworthia, que tienen un modo de crecimiento similar son, a veces, cultivados y popularmente conocidos como aloes.

Otra familia generalmente confundida con los aloes son las agaváceas, pero se diferencian de éstas en que sus hojas jóvenes no se agrupan de forma cónica, su escapo no es terminal y la planta no muere después de la floración.

Propiedades

Estas plantas se cultivan frecuentemente como ornamentales tanto en jardines como en macetas, por su atractivo y dureza. Algunas especies, Aloe maculata, Aloe arborescens y en especial Aloe vera, se utilizan en medicina alternativa y como botiquín doméstico de primeros auxilios. Tanto la pulpa transparente interior como la resina amarilla exudada al cortar una hojas se usa externamente para aliviar dolencias de piel.

Sistemáticas reseñas de pruebas clínicas aleatorias y controladas han demostrado que existe evidencia de que el Aloe tiene potentes efectos medicinales que sugieren que Aloe vera puede reducir significativamente la curación de heridas en comparación a los protocolos de tratamiento normales

El gel que se encuentra en las hojas se usa para calmar quemaduras menores, heridas y diversas afecciones cutáneas, como el eccema y la tiña.

Su efecto calmante es casi inmediato, además de aplicar sobre las heridas una capa que se supone reduce los cambios producidos por cualquier infección. El uso de esta hierba medicinal fue popularizado en muchos países occidentales durante la década de los 50. Hay pocos estudios correctamente dirigidos sobre los posibles efectos beneficiosos de ingerir el gel de Aloe, debido a que sus extractos ingeridos en exceso son tóxicos

Algunos estudios en animales de laboratorio indican que los extractos poseen un significativo efecto anti-hiperglucémico y pueden ser útiles en el tratamiento de la diabetes tipo II, sin embargo estos estudios no han sido confirmados en humanos.

Las especies de Aloe más conocidas Aloe barbadensis (A. vera): Se consume mucho por sus propiedades medicinales. Aloe arborescens (A. candelabro): Se cultiva para uso medicinal y como planta decorativa. Aloe ferox (A. feroz): Se consume como laxante natural. Aloe maculata (A. saponaria): Se cultiva para uso cosmético, como planta decorativa y poco frecuentemente para uso medicinal.

Administración:

– Polvo de acíbar. Dosis de 0.02-0,06 gr/día, sin aumentar la dosis, a no ser por prescripción médica. En este intervalo de dosificación actúa como tónico, digestivo y colagogo. Cuando se usa como laxante o purgante, se debe administrar por la noche a fin de que produzca sus efectos a la mañana siguiente. En ningún caso se debe sobrepasar la dosis de 0,5 gr. al día.

Usos Comunes:

-laxante

-purgante

colagogo

-limpiador,

-antiséptico,

-calmante,

-bactericida,

-anti-vírica,

-fungicida,

-anti-inflamatorio,

-anti-prurítica,

-nutritiva,

-hidratante,

-antipirética

Beneficios del Aloe vera

Actúa como anestésico calmando todo tipo de dolores, especialmente los musculares y de las articulaciones, y tranquilizando los nervios.

Posee además una gran actividad bactericida, destruye numerosos tipos de virus, es fungicida, antiinflamatorio, antiprurítico (detiene la comezón), altamente nutritivo (contiene vitaminas, minerales y azúcares), dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona afectada, descompone y destruye los tejidos muertos (incluyendo el pus), favorece el crecimiento celular normal (acelerando la curación de llagas y heridas), hidrata los tejidos y es antipirético (eliminando la sensación de calor en las llagas, úlceras e inflamaciones).

 Para qué sirve:

Internamente, el áloe vera se utiliza en los siguientes casos:

  • para tratar la acidez de estómago,
  • para la úlcera gástrica,
  • para la gastritis,
  • para el colesterol
  • para combatir el estreñimiento.

El Aloe vera se usa externamente en los siguientes casos:

  • lesiones menores de la piel como cortes, congelaciones, hematomas, heridas y dermatitis,
  • para picaduras de insectos,
  • para la psoriasis,
  • para el herpes,
  • para las quemaduras,
  • en la salud bucodental, especialmente en el caso de aftas,
  • para los orzuelos,
  • para el acné y espinillas,
  • para recuperar la piel despues de la depilación, tanto en la depilación con láser como con cera,
  • para el cabello graso,
  • para el cuidado de las uña

Efectos Secundarios del Aloe vera

Los preparados de Aloe vera pueden interaccionar con ciertos medicamentos como los diuréticos, laxantes, antidiabéticos, anticoagulantes, estimulantes del corazón y con los corticoides.

Contraindicaciones del Aloe vera

La aplicación de aloe vera sobre la piel no debe hacerse en caso de heridas profundas o muy extensas, ya que puede incluso agravarlas o impedir la cicatrización.

Tampoco está recomendado su uso en pacientes con colitis ulcerosa, colon irritable o enfermedad de Crohn.

Entradas recientes