Alcachofa (Cynara scolymus)

Descripción

La alcachofa es una planta herbácea muy próxima al cardo común en cuanto a morfología. En general se considera que la alcachofera es un producto hortícola nacido por experimentación del hombre. Como planta, vuelve a brotar todos los años pasado el invierno y echa un rosetón de grandes hojas profundamente segmentadas aunque menos divididas que las del cardo y con menos espinas. Estas hojas tienen color verde claro y están cubiertas en la cara inferior de unas hebrillas blancas muy finas, las cuales forman como una telaraña que emblanquece aún más el color de las hojas. El tallo es rollizo, con pocas hojas, y en lo alto aparecen unas cabezuelas muy grandes que son las alcachofas, recubiertas de numerosas brácteas coriáceas. Al ser un producto hortícola se cría en las huertas de toda España.

Propiedades

Tras el agua, el componente mayoritario de las alcachofas son los hidratos de carbono, entre los que destaca la inulina y la fibra. Los minerales mayoritarios son el sodio, el potasio, el fósforo y el calcio; y entre las vitaminas destaca la presencia de B1, B3 y pequeñas cantidades de vitamina C. Sin embargo, lo más destacable de su composición son una serie de sustancias que se encuentran en pequeña cantidad, pero dotadas de notables efectos fisiológicos positivos:

La cinarina: sustancia ácida con efecto colerético, es decir, con capacidad para aumentar la secreción biliar. La Cinarina además de hidrocolerético es hipocolesterolemiante y disminuye el cociente beta/alfa de las lipoproteínas. También es diurético, provoca mayor expulsión de orina.

Los esteroles: con capacidad para limitar la absorción del colesterol en el intestino.

Sus flores al igual que las del cardo contienen el fermento lab. que sirve como cuajo de la leche.

En medicina natural se utiliza profusamente para tratar:

-la anemia,

-la diabetes,

-el estreñimiento,

-los cálculos de la vesícula biliar,

-la gota,

–el reuma.

Además de ser digestiva, esta verdura es altamente diurética y muy rica en minerales, vitaminas y fibra. Por otro lado, su bajo contenido en calorías y su efecto contra elhígado graso hace que sea especialmente aconsejable en dietas adelgazantes.

Administración:

– Jugo de las hojas. Este es el remedio casero más recomendado. Se extrae el jugo de las hojas frescas de la alcachofera y se mezcla con agua azucarada o vino, para enmascarar el sabor amargo. Con este jugo se descongestiona el hígado y se disminuye el azúcar de la orina de los diabéticos.

– Infusión. Se toman 10 gr. de hojas frescas y se añaden a un litro de agua hirviendo; de esta infusión se puede tomar una taza antes de las principales comidas. Si la infusión se va a utilizar como hepatoprotector, se puede doblar la cantidad de hojas frescas. El amargor se puede enmascarar con menta.

– Extracto fluido. De 30 a 45 gotas, dos o tres veces al día.

Usos Comunes:

-Hepatoprotector

-Laxante

-Diurético

No se aconseja su consumo en caso de:

  • Piedras en la vesícula (cálculos en la vesícula biliar).
  • Piedras en los riñones (cálculos renales).
  • Embarazo: no se ha demostrado que los preparados medicinales de alcachofa sean inocuos para el feto.
  • Lactancia materna: disminuye la producción de leche.

Entradas recientes